‘¿Han sabido las empresas adaptarse a este confinamiento en cuanto a ciberseguridad? ’

0

La pandemia provocada por el COVID-19 y el posterior Decreto del Gobierno del Estado de Alarma que estableció el confinamiento forzoso en los hogares, con la única excepción en principio, de los trabajadores de actividades esenciales, como medida para combatir el coronavirus, ha tenido como consecuencia la multiplicación exponencial del teletrabajo.

Evidentemente, jamás hubo en España tantos teletrabajadores obligados por las circunstancias, pero de ahí surge una gran incógnita.

En este caso, nos referimos no tanto a softwares antivirus, anti hackers o preventivos de phishing y otras actividades maliciosas de los delincuentes online, sino a la faceta de un buen seguro que cubra los riesgos ante esta esta avalancha de trabajo remoto que eleva la vulnerabilidad contra potenciales ataques informáticos.

Algunas grandes y pequeñas empresas han ido adaptándose a esta eventualidad sobrevenida, pero lo que queda demostrado con el exceso de teletrabajo motivado por el COVID-19 es que muchos ciberdelincuentes  han campado a sus anchas y esto hace necesario estar alerta y contar con seguros ‘cyber’ para soportar los costes de los incidentes y acelerar una inmediata respuesta ante la brecha de seguridad identificada proporcionando ayuda forense, legal y tecnológica.

Parece importante destacar que como consecuencia del aumento indiscriminado de la ciberdelincuencia y el aumento diario de ataques cibernéticos a empresas, lo que hace imprescindible la contratación del seguro de Riesgos Cibernéticos, dado que las propias empresas empiezan a entender que están sometidas a un alto grado de vulnerabilidad antes si no inexistente, sí menos frecuente. 

Las empresas, ante el estado de alarma actual, por la crisis mundial del COVID-19 necesitan que sus empleados lleven a cabo su trabajo remotamente, pero los ciberdelincuentes no lo ponen fácil y están más activos que nunca, siendo los correos electrónicos relacionados con la situación de confinamiento los que más riesgos engloban: enlaces maliciosos, compromisos de cuentas empresariales, etc..

Es importante, más en estos momentos, paliar las posibles consecuencias frente a un ataque cibernéticos a nuestras empresas, a través de programas de seguros adaptados y adecuados a las circunstancias, que nos ayuden a minimizar el impacto de un golpe a los sistemas que puede hace tambalear la estabilidad de la propia empresa.

Para mayor información y cálculo del coste del seguro de riesgos cibernéticos (en un minuto) basta con acudir al enlace https://www.responsabilidadconsejerosydirectivos.com/seguro-de-riesgos-ciberneticos/?cmp=aemab  y con ello la empresa podrá decir adiós a estos riesgos cada vez más frecuentes en en mundo virtual en el que desarrolla gran parte de su actividad cada vez con mayor frecuencia.

A continuación, una completa guía de datos y estadísticas del INCIBE:guia-ganar-competitividad-cumpliendo-rgpd-metad

Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.