‘Los contratos por diferencias’, artículo de Juan Munguira

0
  • Los contratos por diferencias , CFD ( contracts  for difference), son contratos en los que un intermediario financiero  y un  inversor acuerdan intercambiar la diferencia existente entre el precio de compra y de venta de un concreto activo subyacente  (acciones, índices, divisas y otros activos de natulareza financiera).
  • Son productos apalancados con un acusado riesgo intrínseco, que puede generar pérdidas superiores al capital inicial desembolsado.
  • No se trata de productos estandarizados,  por lo que el inversor debe ponderar los riesgos específicos de cada caso en concreto ( riesgos de contraparte,  natulareza jurídica del subyacente, cotización en mercados regulados).  
  • Los CFD otorgan la posibilidad de operar con expectativas de subidas o bajadas de precios. 
  • La finalidad consiste en el ingreso de las diferencias existentes entre el precio actual del subyacente  y un previsible precio superior en el futuro
  • Se obtendrán ganancias en el supuesto de disminución del precio del subyacente y pérdidas en caso contrario.
  • Los CFD se liquidan diariamente pero puede prorrogarse la posición abierta los días que se desee.
  • Mantener posiciones abiertas más de un día, puede generar pérdidas considerables, si el precio de apertura del día posterior supone una evolución opuesta  a sus expectativas.
  • Para contratar  con CFD ( contracts for difference) se necesita un capital inferior al que se necesita  para efectuar la misma operación en  el mercado
  • Para abrir posiciones en CFD no es preceptivo el desembolso del capital que fuere necesario para comprar o enajenar el subyacente en el mercado, sino que es suficiente con depositar como garantía, un porcentaje de su importe.
  • El importe de las garantías depende de  la entidad y de los subyacentes con los que se esté negociando.
  • Ello supone  que  tanto las minusvalías como las plusvalías conllevan detrás de sí un importante efecto multiplicativo. 
  • Es costumbre  y uso mercantil que las entidades efectúen una liquidación diaria de pérdidas y ganancias.
  • El abono a cargo  de los beneficios  o pérdidas se realiza en efectivo, el cierre de las posiciones no  genera la entrega  física del  activo subyacente.

Juan Munguira es Profesor de los Mercados Financieros

Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.