Eurona encuentra en África uno de sus filones de negocio

0

La operadora de telecomunicaciones Eurona ha decidido volcarse en el mercado africano como fórmula para impulsar su actividad. La compañía, que el año pasado perdió 99,41 millones de euros debido a la reestructuración interna que está acometiendo, ha firmado un contrato, el mayor de su historia, con el que confía en consolidarse como un operador panafricano de referencia.

Eurona ha suscrito un acuerdo con el Gobierno de Senegal para llevar Internet de banda ancha a 2.000 colegios del país. El contrato, valorado en 25,7 millones de euros, se ejecutará a través de una filial que la compañía ha constituido en el país y que está participada en un 30% por socios locales.

Con este paso, la firma liderada por Fernando Ojeda ya está presente en cuatro países del continente africano: Marruecos, Benín, Costa de Marfil y, ahora, Senegal. Eurona aterrizó en África hace cinco años con la apertura de la filial marroquí Nortis.

El nuevo contrato consiste en un proyecto de colaboración público-privada entre el Ministerio de Educación de Senegal y la propia empresa de telecomunicaciones, que ha contado con el respaldo del Comité de Fondos para la Internacionalización de la Empresa Española (Fiem).

Plan de digitalización

Senegal es un país de casi 17 millones de habitantes, donde el 82% de la población no tiene acceso a Internet. “Con este acuerdo, el Gobierno local podrá implementar su plan de digitalización en el sistema público en los próximos años; los alumnos podrán descargarse contenidos, acceder a vídeos didácticos o conectarse con otras escuelas o docentes”, señala Fernando Ojeda, consejero delegado de Eurona.

La empresa nacida en Bar- celona tiene experiencia en la instalación de Internet en países como Marruecos, donde la operadora asegura que ha llevado acceso de banda ancha a unas 5.000 escuelas.

Eurona, que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y tiene actualmente su sede en Madrid, registró unos ingresos de 37,41 millones el año pasado, cifra que contrasta con los 118,78 millones de 2017.

Las acciones de la empresa cerraron el pasado viernes a 0,32 euros por título, con un descenso del 3,90%. Con una capitalización de 13,49 millones, la compañía ha perdido en el parqué un 44,50% en lo que va de año.

  • Más información en expansion.com
Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.