Las petroleras, «muy interesadas» en Grenerergy

0

El sector de las renovables en España está en intensa ebullición y Grenergy, creada en 2007 y en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) desde julio de 2015, presenta unos resultados y una cartera de proyectos creciente.

El consejero delegado de la empresa, David Ruiz de Andrés, señala que muchos inversores también se han interesado por Grenergy. “Se nos han acercado todo tipo de empresas, últimamente muchas petroleras, pero no tenemos ninguna intención de vender”, sentencia.

El directivo, creador de la energética y máximo accionista con un 76%, tiene clara su hoja de ruta, que pasa por saltar del MAB a la Bolsa sénior este ejercicio. Grenergy vale ahora más de 200 millones y cotiza en torno a 9 euros por acción, frente a los 1,38 euros por título a los que se estrenó hace unos cuatro años.

Con más de 1.000 accionistas, entre ellos varios inversores institucionales, entre los que destacan las sicavs, la cuestión ahora es ampliar el porcentaje del capital que cotiza libremente (free loat, en la jerga) desde el actual rango, que oscila entre el 17% y el 20%, hasta el 25%. “Podemos conseguirlo poniendo a la venta un pequeño paquete de acciones en una venta selectiva o con una mínima ampliación de capital”. El consejero delegado de Grenergy aclara que no necesitan más fondos propios para poner en marcha su plan de negocio, de manera que una eventual ampliación será exclusivamente técnica para elevar el free loat de la empresa.

Ebitda de 22 millones

Los resultados de 2018 revelan que Grenergy cumplió con su plan de negocio. Su beneficio bruto de explotación (ebitda) llegó a 22 millones, frente a los 10,5 millones previstos, con unos ingresos de 55,5 millones (52 de objetivo), y un beneficio neto de 13,1 millones (frente a 6,5 millones del plan).

Su cartera de proyectos asciende a 2.500 megavatios, entre proyectos en construcción y en etapas más iniciales. Pero la misión es que en algún momento del próximo año esta cifra se duplique, según adelanta David Ruiz de Andrés.

El ejecutivo y principal dueño de Grenergy apunta a su historial de cumplimiento como garantía de futuro: “Cuando salimos a cotizar al MAB, teníamos 300 megavatios en desarrollo y ahora hemos construido ya 145”, sentencia. En la presentación de las cuentas de 2018, destacó las alianzas con inversores internacio- nales como las alcanzadas con la surcoreana Daelim, la canadiense CarbonFree o la estadounidense Sonnedix. Otro objetivo es que la cantidad de megavatios construida suba hasta los 550 el próximo año, desde los 170 previstos para 2019.

David Ruiz de Andrés, que no puede ocultar la pasión por lo que hace, asegura que no existe burbuja en las renovables. “En la primera generación, el sistema se basaba en las primas. Pero la situación ha cambiado radicalmente; ahora, la energía solar es la más barata en el mercado”, dictamina. Así, añade que los 3.000 megavatios de energía fotovoltaica que se instalaron exclusivamente en 2008 tuvieron un coste de inversión cercano a los 20.000 millones de euros. “Con ese dinero se podrían instalar unos 35.000 megavatios, que es lo que tiene que entrar desde ahora hasta 2030”, agrega.

Las necesidades de financiación del plan de negocio de Grenergy se cubrirán por la banca y en el mercado de capitales. Aunque destaca que ahora mismo está ofreciendo precios muy competitivos, reconoce que es positiva la diversificación en las fuentes de obtención de liquidez.

El fundador de Grenergy explica que el futuro del sector pasará por las baterías, con las que se podrán hacer plantas solares más grandes, en las que parte de la energía se inyecta a la red y otra se acumula para cuando se pone el sol. “Así podremos dar energía en horarios de máxima demanda”, aclara. “Son las baterías del móvil, de los coches eléctricos; cuando sean más baratas, se implantarán. Estamos desarrollando un proyecto piloto en Chile”.

  • Más información en Cinco Días
Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.