Estudio sobre la normativa europea Mifid

0

La normativa europea Mifid ha facilitado la aparición de alternativas de negociación y el incremento de la negociación sin transparencia, a través de mercados opacos (dark pools), que se benefician de la formación de precios trasparente de las Bolsas, según un estudio que la Federación Europea de Bolsas (Fese), dio a conocer ayer. En el informe de la firma independiente Oxera se alerta del incremento de la negociación más opaca, mientras los mercados europeos regulados europeos defienden su negocio de la competencia y destacan la importancia de su papel como formadores de precios de las acciones que luego otros copian.

El estudio reconoce que Mifid ha brindado una mayor variedad de opciones y tarifas de negociación más bajas, pero ve riesgo de que el crecimiento en la negociación fuera de las bolsas amenace la calidad de formación de precios en el futuro. “Cualquier cambio adicional en el diseño de la negociación del mercado tendría que garantizar que la formación de precios no se ve negativamente afectada”, apunta el informe. Concluye que la negociación transparente en las bolsas juega un papel central en la formación del precio, contribuye a mercados más justos, más eficientes y supone menores costes de capital para las empresas europeas.

“Las bolsas representan la calidad en la formación de precios, lo que garantiza la eficiencia, la imparcialidad, la integridad y la resistencia de los mercados”, afirma Peter Koblic, presidente de Fese. Critica que otros actores del mercado, en referencia a las plataformas alternativas de negociación, construyan su modelo de negocio a partir de los datos de alta calidad que ofrecen las bolsas, “al tiempo que aprovechan los menores requisitos de transparencia y amenazan el proceso de formación de precios en los mercados europeos”.

En cuanto a los datos de mercado que cobran las bolsas, son el resultado de un proceso dinámico de formación de precios, y es un pro- ducto conjunto con la ejecución de órdenes, es decir, no es posible generar uno sin el otro. Las bolsas defienden que es una pequeña parte dentro de una cadena de valor más amplia.

Mifid II introdujo cambios en las reglas que rigen los datos de mercado que ofrecen los centros de negociación para que proporcionasen acceso a los datos de mercado a precios razonables y nuevos requisitos de distribución de datos.

A pesar de que el uso de datos es muy heterogéneo sí se ha notado un incremento en el consumo de datos de mercado, sobre todo por las estrategias de tráding electrónico, por el uso de datos de información regulatoria y asesoramiento comercial.

Pese a todo, el incremento de tarifas de los datos de mercado ha sido pequeño en la mayoría de bolsas. Los costes se han mantenido estables en los últimos cinco años, con aumentos del 1% anual en términos reales, que no tienen efectos perjudiciales para los inversores.

  • Noticia publicada por Expansión
Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.