El mercado inmobiliario anticipa más fusiones y operaciones en 2019

0

Tras un ejercicio récord en inversión, gracias al empuje de las operaciones corporativas y a la compra de grandes carteras, el sector inmobiliario español encara 2019 con optimismo, aunque anticipa que la inversión se suavizará ligeramente. Los primeros espadas de las grandes con- sultoras presentes en España creen que éste será un año de consolidación, con un eleva- do protagonismo de la gestión y la promoción y el alquiler residencial, incentivado por el auge de segmentos como el logístico y los activos alternativos, con mayor recorrido en rentas.

“El pasado año fue récord en inversión en España con un volumen que superó los 19.000 millones de euros. Este ejercicio ha supuesto la culminación de una etapa de cinco años en la que el sector inmobiliario, impulsado por un entorno macroeconómico de crecimiento y una mayor profesionalización, ha conquistado la confianza de los inversores”, explica el presidente de CBRE, Adolfo Ramírez-Escudero.

Para Enrique Losantos, consejero delegado de JLL, la utilización del big data, la estrategia de inversión de las Socimis y la venta de las carteras adquiridas por los grandes fondos a la banca dinamizará el sector en 2019. “Esto permitirá alargar el ciclo de crecimiento que estamos dis- frutando”, apunta.

En este sentido, Jaime Pascual-Sanchiz, consejero delegado de Savills Aguirre Newman, considera que, tras años récord de inversión, la actividad de gestión y de lanzamiento de producto nuevo han ganado peso. “La creciente actividad promotora vía nuevo desarrollo o reha- bilitación en oficinas, logístico, residencial y activos alter- nativos es un signo evidente de ello”, apunta.

Incertidumbres

Para Rafael Bou, socio de transacciones en el sector inmobiliario de PwC, la promoción de suelo para producto terciario es vista en muchas ocasiones como un “riesgo inasumible” por muchos inversores. Sin embargo, es “donde se pueden obtener todavía rentabilidades altas con estructuras de inversión que pueden limitar significativamente el riesgo”.

Desde Knight Frank auguran nuevas operaciones cor- porativas. “El actual crecimiento económico, en un escenario de facilidad de acceso al crédito y de liquidez, ha favorecido los procesos de fusiones y adquisiciones”, señala Humphrey White, director general de la consultora.

En cuanto a eventuales salidas a Bolsa, los directivos esperan que, en 2019, nuevas inmobiliarias engrosen la lista de empresas cotizadas, entre ellas Vía Célere y Haya Real Estate, cuyo debut, previsto en 2018, se pospuso.

“De nuevo dependerá de las condiciones económicas y políticas y no podemos dejar de tener en cuenta que es año de elecciones municipales, con muchos mensajes en campaña que pueden generar incertidumbre en los inversores hasta que se formen los gobierno municipales”, indica Pascual-Sanchiz.

Del mismo modo, este año continuará el aluvión de salidas de Socimis al MAB e, incluso, alguna promotora podría dar este paso.

Entre los activos estrella de 2019, los expertos destacan la logística. “Cada vez es más evidente que el auge del ecommerce hace necesario un mayor espacio dedicado a la logística”, asegura Oriol Ba- rrachina, consejero delegado de Cushman & Wakefield.

Frédéric Mangeant, conse- jero delegado de BNP Paribas Real Estate España, apunta también al interés de los in- versores por residencias de estudiantes y de la tercera edad, ya sea mediante la compra de activos en rentabilidad o de suelo para desarrollar nuevas instalaciones.

En cuanto al residencial, los analistas estiman que la demanda de promoción residencial se mantendrá, al igual que la subida de precios. “Se ha producido un aumento generalizado en los precios de la vivienda, que ha registrado un incremento de un 8%, si bien ha tenido lugar de ma- nera muy heterogénea dependiendo de la ubicación geográfica. Los datos que manejamos indican que esta tendencia continuará en 2019”, anticipa Sandra Daza, directora general de Gesvalt.

Las consultoras alertan además de que, pese al aumento de la profesionalización en el mercado del alquiler, todavía queda camino por recorrer. El socio responsable de Real Estate de KPMG en España, Javier López Torres, defiende que el peso del alquiler de la vivienda en Es- paña seguirá creciendo: “Actualmente, el número de hogares en régimen de alquiler no supera el 20%, una cifra por debajo de la media europea”.

Mikel Echavarren, conse- jero delegado de Colliers International Spain, advierte, sin embargo, de que las medidas que está tratando de implantar el actual Gobierno “van en contra de lo que necesita el mercado inmobiliario español. Somos muy negativos respecto al impacto que puedan tener estas medidas en la oferta y en la inversión institucional”, añade.

Protagonistas

Respecto a los protagonistas, los expertos destacan que los inversores internacionales seguirán manteniendo a España como destino prioritario. “Este año veremos de nuevo una elevada actividad del inversor internacional”, pronostica Alberto Valls, socio responsable de Real Esta- te Deloitte. Según Valls, el capital extranjero ejecutará operaciones de distinta naturaleza con la entrada de nuevo capital; la consolidación y el crecimiento de los que ya tienen presencia en España o las desinversiones de aquellos que ya finalizan su ciclo natural de inversión.

Las grandes Socimis, por su parte, centrarán su estrategia en la gestión de sus carteras y en rotar activos que ya han cumplido su ciclo. Mientras, los bancos seguirán deshaciendo posiciones con la venta de activos, aunque se prevé que el tamaño de las carteras sea más reducido. Sareb, por su parte, asumirá un mayor protagonismo, explica Losantos. “2018 ha sido un año récord de inversión en carteras, ya que las adquisiciones de Aliseda por parte de Blackstone y de Anida por Cerberus han sido las dos mayores transacciones inmobiliarias. Esperamos que siga habiendo movimientos, entre otros factores porque las entidades financieras siguen saneando sus balances”, puntualiza Fernando Fernández de Ávila, director del área de Transacciones de EY para el sector inmobiliario.

En cuanto a los retos del sector, los expertos coinciden en destacar la importancia de avanzar en la digitalización y de estar atentos a aspectos exógenos como la fiscalidad, la economía o la situación geopolítica. Echavarren ad- vierte de que la volatilidad política derivada de las elecciones locales y autonómicas supondrá un lastre para de- terminadas decisiones de in- versión: “El principal desafío que tiene el sector es la necesidad de ofrecer seguridad jurídica a los inversores y unos plazos razonables de concesión de licencias a los promotores residenciales”.

  • Noticia aparecida en Expansión
Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.