EL MAB ya cuenta con 63 socimis

0

Desde el cambio de normativa en 2012, no han dejado de llegar nuevas socimis al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), sumando ya 63. Previsiblemente lo seguirán haciendo, mirando, además, a nuevos mercados como la Bolsa de París, donde cotizan dos sociedades españolas, Barings y Logis Confort.

De la internacionalización y de la creciente especialización de estas compañías se habló ayer, entre otras cuestiones, en la quinta jornada sobre el sector inmobiliario, organizada por la escuela de negocios IESE y la tasadora Tinsa. El encuentro se estructuró en varias mesas de debate, que reunieron a expertos y empresarios para analizar el presente y futuro del sector inmobiliario.

Uno de los participantes en la mesa sobre socimis fue Juan José Brugera, presidente de Inmobilia- ria Colonial Socimi, cuyos principales activos son las oficinas en alquiler. Brugera subrayó la idea de que «el mercado de oficinas tiende cada vez más hacia la flexibilidad y adaptación de los espacios a nuevos modos de trabajo». Añadió que «estas nuevas necesidades se derivan de la creciente movilidad de los trabajadores, especialmente de firmas tecnológicas». Puso el ejemplo de un edificio de oficinas que posee Colonial en pleno centro de París, que acaba de alquilar a Facebook y BlaBlaCar. «Los espacios de un mismo bloque se han adecuado a las necesidades de dos compañías», explicó Brugera. La especialización será otra pauta que marcará la actividad de las socimis. A las compañías que invierten en los grandes negocios de este sector –alquiler de inmuebles y oficinas– se van añadiendo otras que operan en centros comerciales, locales, naves, terrenos y gasolineras.

Las socimis han contribuido también a la profesionalización de un sector que ha ido acogiendo nuevos actores, como son estas sociedades de inversión, los fondos y los llamados modelos disruptivos.

Estos últimos protagonizaron otra de las mesas de la cita inmobiliaria. Se conocen como disruptivas a aquellas compañías que, apoyadas en la tecnología, cambian la forma tradicional de operar y vender productos y servicios por otra más adaptada a los nuevos hábitos del siglo XXI.

En este debate participó Philippe Jiménez, director en España de Regus y Spaces, firmas que ofrecen espacios de oficinas flexibles, conocidos como coworking. Jiménez resaltó la idea de que los trabajadores más jóvenes, los millenials, «quieren salir de la tiranía de los metros cuadrados en los lugares de trabajo y dan mucho valor al teletrabajo». Para estas nuevas demandas, firmas como Regus dan soluciones de espacios adaptables, donde la tecnología juega un papel fundamental.

Arnaldo Muñoz, director de Airbnb para España y Portugal, destacó el auge del negocio del alquiler turístico y cómo su compañía, nacida hace una década, ha tenido que evolucionar para responder a nuevas necesidades. Para el directivo, la clave ha sido «trabajar para generar confianza en el usuario». Para ello, Airbnb ha ideado herramientas con las que identificar los puntos que más preocupan al cliente, «por ejemplo, el hecho de ser recibido por el anfitrión cuando llega al apartamento contratado a través de la plataforma». Sobre ellos se incide y se trabaja para mejorarlos.

Y en la actual transformación del sector inmobiliario hay otro asunto clave, que también se trató en el encuentro: la evolución de las ciudades. En ellas, la sostenibilidad, la mayor presencia de espacios verdes y de áreas como parques empresariales, destina- das a la implantación de firmas tecnológicas, marcarán el futuro de grandes y pequeñas urbes.

  • Tomada de una publicación de El Mundo
Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.